Buscar Encuestas de Opinión

La encuesta autoadministrada, por mail, por correo y entregada en mano

La encuesta autoadministrada es la encuesta que lleva a cabo empleando cuestionarios autoadministrados. Se le dice autoadministrada a esta modalidad porque prescinde, en términos generales, de la necesidad de encuestadores. Dentro del tipo de encuesta autoadministrada existen agunos subtipos característicos: la encuesta por correo, la encuesta por mail y la encuesta entregada en mano. En todos los casos el respondente mismo es quien completa el cuestionario o formulario de encuesta de acuerdo con ciertas instrucciones, que deben ser sumamente claras. En los orígenes de la encuesta de opinión los diarios estadounidenses solían enviar por correo encuestas a sus suscriptores, aunque sin los adecuados recaudos metodológicos; hoy en día se aplica esta técnica de modo más elaborado y controlado.
Actualmente la encuesta autoadministrada se emplea, por lo general en virtud de su menor costo, siempre a una muestra representativa de la población. Es necesario, o preferible, que las personas que van a ser interesadas para que respondan cuenten con información previa sobre la existencia de la encuesta y, en lo posible, que cuenten con algún tipo de soporte por parte de la consultora o instituto que lleva a cabo el sondeo. En muchas ocasiones, como ocurre con las encuestas que se envían por correo electrónico, se envía la información sobre cómo completarla junto con algún medio para consultas o soporte, que puede ser online, telefónico o la consulta por mail.
Es fundamental que quien vaya a responder tenga indicaciones o un instructivo que le indique claramente cómo proceder al llenado del cuestionario, si puede elegir más de una alternativa o sólo una en las preguntas cerradas (respuestas múltiples), cómo interpretar ciertos ítemes o ciertas palabras presentes en las preguntas, los plazos y la forma de entrega, etc. Esto es muy importante, pues al no haber encuestadores suele ocurrir que ante las menores dificultades quienes responden lo hacen mal, fuera de los plazos establecido o entregan los formularios con gran parte de las preguntas sin completar. Ello trae, además del aumento de los costos monetarios de la encuesta, molestias para todos, pues en muchos casos se debe enviar nuevamente el cuestionario, habiendo muchos rechazos, lo que puede afectar significativamente la investigación.
Dada la ausencia total o casi total del contacto cara a cara (en ocasiones van personas a retirar el cuestionario), es imprescindible siempre que se empleen encuestas autoadministradas que se tenga sumo cuidado con la manera cómo se confeccionan las preguntas y con la manera como se presenta la encuesta, o sea, se debe pensar cómo la percibe y recibe quien nada conoce acerca de la metodología de encuestas y sólo debe llenarla con sus opiniones o información solicitada. Las preguntas deben ser lo más sencillas que se pueda, sin que se afecte la profundidad de lo que se quiere medir, y además deben poder completarse con facilidad. Existen ciertos tips o recaudos, prácticos y metodológicos que pueden mejorar el nivel de las respuestas de este tipo, sobre los que hablaremos más adelante, siguiendo nuestra experiencia y la bibliografía sobre el tema.


Librería Santa Fe - Sucursal Virtual
Se ha producido un error en este gadget.