Buscar Encuestas de Opinión

Dos maneras de hacer encuestas sobre nuevos productos

En la aplicación de los métodos de encuestas a la investigación de mercado, y particularmente con fines de evaluación de nuevos productos, es posible diferenciar dos maneras de hacer encuestas para relevar información, ambas muy útiles y que incluso pueden complementarse.
La primera manera de hacer una encuesta sobre un nuevo producto que se vende en el mercado es indagando el universo de quienes compran el nuevo producto -o servicio- para procurar conocer cuál es la evaluación del mismo, qué representaciones se hacen los usuarios sobre el mismo y, fundamentalmente, en qué medida les resulta satisfactorio.
En este sentido, supongamos que se ha lanzado un nuevo tipo de coche, entonces la encuesta estará dirigida a una muestra -lo más amplia y sobre todo representativa que sea posible- de quienes son los usuarios del nuevo vehículo, lo que no necesariamente debe identificarse con quien lo conduce.
Para hacer este tipo de encuesta se debe obtener un listado de quienes han adquirido el auto de nuevo tipo (o nuevo modelo) y luego hacer un muestreo sobre la misma para finalmente encuestar a los usuarios del coche.
Otra manera de hacer una encuesta sobre un producto o servicio nuevo es tomando como universo el conjunto de quienes adquieren ese tipo de bien, servicio o producto, pero no específicamente el que ha sido lanzado al mercado como nuevo.
Por ejemplo, siguiendo con el caso del nuevo modelo de coche, puede definirse una población que consista en todos los adquirentes que, desde que ha sido lanzado a la venta el nuevo auto, han comprado algún coche de equivalente valor de mercado, y/o de la misma marca pero de diferente modelo.
Igualmente, este tipo de encuesta de investigación de mercado puede obtener información muy importante, destinada principalmente a mejorar la demanda del producto (en principio, aunque el terreno es muy amplio, y lo que puede indagarse mucho), a saber por qué los encuestados eligieron otros coches y qué debería hacerse para que ese conjunto de personas que van a decidirse por un nuevo auto de ciertas características lleguen a elegir el nuevo modelo.
En el primer caso, el de la encuesta dirigida a los nuevos usuarios que efectivamente han comprado en producto, la finalidad de encuestar se dirige principalmente a conocer la satisfacción del producto alcanzada por los nuevos usuarios, aunque también se puede indagar en los motivos que llevaron a tomar la decisión de comprar específicamente el nuevo coche (y no otro).
La encuesta dirigida a quienes compraron otros autos (y no el nuevo) proporciona también información sensible para evaluar el nuevo producto: limitaciones o aspectos no lo suficientemente competitivos en cuanto a la publicidad, en la marca, en la comunicación, en el precio, las características observables, etc.
Se ha producido un error en este gadget.